Inicio

 

En su mensaje de entrada una representante de las catequistas anunciaba que dentro de unos días iban a comenzar un nuevo curso y las catequesis también se iban a poner en marcha, por este motivo querían celebrar en ese día la grandeza y la belleza de la vocación del catequista. “Los catequistas son un don para esta parroquia, constituyen un gran regalo para toda la comunidad cristiana, todos los bautizados hemos recibido la misión de evangelizar y todos debemos ser corresponsables en esta tarea. Hoy queremos tomar conciencia de esta misión que es de todos, pero que algunos, los catequistas, la asumimos de forma particular, somos enviados por la Iglesia para anunciar la buena nueva y así se participes de la misión de Jesús maestro”.

 

 

Tras la homilía, nuestro Párroco, fue llamando a los pies del altar a las quince catequistas: Paquita Boix, Lola Sales, Mari Lopez, Lola Puig, Paquita Vinuesa, Isabel Calpe, Mari Carrasco, Rosa Prats, Yolanda Perales, Gema Soler, Manoli Torrecillas, Eva Cintado, Maite Jover, Lolita Fabregat, Gloria Tejedor, y les recordó: “No actuaréis en nombre propio sino en nombre de la comunidad que os envía, tenéis por lo tanto uno misión muy importante que cumplir, ser propagadoras del mensaje de Jesús, expondréis y explicaréis la palabra de Jesús en la catequesis y de esta forma con vuestro esfuerzo y la ayuda del Señor, los niños y niñas irán madurando en la fe. Cuando expliquéis la Palabra de Dios a los demás no olvidéis, dóciles al Espíritu de Jesús, escucharla vosotras y madurarla en vuestro corazón. Que vuestra vida sea testimonio de Jesucristo y de su mensaje dentro de una comunidad cristiana que puede ser ofrecida como punto de referencia de la catequesis que realizamos”.

En contestación a estas palabras las catequistas pronunciaron el juramento delante del Señor y finalizó el ceremonial con la bendición de catecismos.

A partir de este momento, los niños tienen cita cada semana con las catequistas en los salones parroquiales para su formación y, junto a sus padres, podrán descubrir al Señor cada domingo en la Misa de catequesis.

 

volver